La búsqueda

No saber dónde está su hijo o su hija, o si está bien, es lo más difícil de manejar en este mundo.

—Colleen Nick


Cuando se informa que un niño o una niña ha desaparecido, se exacerban las emociones, lo cual puede disminuir la capacidad de los padres para tomar decisiones racionales. Sin embargo, las acciones de los padres y de la policía en las primeras 48 horas son críticas para recuperar ileso a un menor desaparecido. Saber lo que usted puede hacer, lo que los otros pueden hacer, y a dónde acudir por ayuda no sólo acelerará la búsqueda y recuperación de su hijo, sino que ayudará a aliviar la enorme carga emocional y financiera de la búsqueda. Este capítulo examina su papel y el papel de otros en la búsqueda inmediata de su hijo desaparecido y considera las medidas que deberían tomarse en el caso de que el niño no retorne dentro de los primeros días.

Su papel en la búsqueda: las primeras 48 horas

En la etapa inicial de la búsqueda, dedique su tiempo a suministrar información y responder a las preguntas de los investigadores. Una vez que usted descubre que su hijo ha desaparecido, deseará desesperadamente ayudar en la búsqueda. Podría preguntarse, en efecto, cómo puede usted quedarse sin hacer nada mientras los otros buscan a su hijo. Pero la realidad es que, en la mayoría de los casos, el mejor uso de su energía no es en la búsqueda física en sí misma. En cambio, es necesario que usted provea información y responda a las preguntas de los investigadores y esté en su casa por si su hijo llama. La lista de control, Recolección de evidencia en las primeras 48 horas, identifica los datos más cruciales de información y elementos de evidencia que la policía necesitará en la búsqueda del niño.

Recuerdo estar sentada en la mesa de la cocina la primera noche después que se habían llevado a mi hijo, cuando los investigadores me preguntaron: “¿Hay alguien que se interesaba mucho en Jacob? ¿Que le prestaba atención especial o le daba regalos?”. Nunca había pensado que una persona agradable pudiera haberse llevado a mi hijo o que el cebo más común fuesen la atención y el afecto.

Patty Wetterling


El papel de la policía en la búsqueda

Cuando desaparece un menor, la mayor parte de la búsqueda inicial en el área donde se cree que el niño estuvo por última vez será coordinada por la policía, ya sea federal, estatal o local, dependiendo de las circunstancias de la desaparición. La policía necesita dirigir la búsqueda a fin de asegurar que la misma se efectúa apropiadamente y que la evidencia obtenida durante la búsqueda, y en el escenario del delito, sea protegida y preservada de manera apropiada.

Por lo general los organismos policiales pueden obtener rápidamente el equipo necesario y movilizar personal adicional para incorporar otras fuerzas. Debido a que el tiempo es factor crítico en la búsqueda y tarea de recuperación, el equipo y el personal deberían ser solicitados al comienzo del proceso. Su policía local podría necesitar que se lleven al lugar perros de rastreo, artefactos de rayos infrarrojos que localizan el calor emanado del cuerpo, o helicópteros, y podría solicitar la ayuda de la Patrulla Fronteriza, el Servicio de Guardacostas, la Guardia Nacional, otro personal militar, o personal de cárceles. Muchos de esos organismos ya tienen entrenamiento en procedimientos de búsqueda, y su cadena de comando establecida hace más probable que la búsqueda sea completa, amplia y eficiente. Además, el FBI tiene oficinas locales que cuentan con Equipos de Reacción de Evidencia que pueden ayudar en casos de menores desaparecidos o secuestrados.

En muchas comunidades los organismos policiales tienen un plan establecido, similar a un plan de auxilio de emergencia o desastre, para guiar sus tareas de búsqueda y recuperación. Pregunte a su policía local sobre este plan. Asegúrese de que la policía tiene un ejemplar de Missing and Abducted Children: A Law Enforcement Guide to Case Investigation and Program Management (publicado por el NCMEC), que provee instrucciones paso por paso sobre cómo responder e investigar casos de menores desaparecidos y procedimientos detallados para conducir y dirigir la búsqueda. Asegúrese también de que su policía local tiene un ejemplar de Child Abduction Response Plan (publicado por el FBI y disponible en la sección de Coordinación Crímenes contra Menores en las oficinas locales del FBI), que hace hincapié en técnicas esenciales para conducir investigaciones de secuestros.

Típicamente su policía local designará una o dos personas para coordinar y dirigir la búsqueda. Pida el nombre y número de teléfono de su contacto policial tan pronto como sea posible. Mantenga esta información a mano, en un lugar seguro y conveniente. Mantenga abiertas las líneas de comunicación entre usted y su coordinador de la búsqueda. No tenga miedo de formular preguntas, hacer sugerencias o expresar diferencias de opinión.

Averigüe cuales tipos de búsqueda se han planificado. Las búsquedas se pueden conducir de diversas maneras:

  • Inspección del escenario del delito en las áreas donde se vio a su hijo por última vez.

  • Búsqueda casa por casa.

  • Búsqueda por barrios.

  • Búsqueda terrestre, maritima o aérea.

  • Búsqueda por medio de controles en las carreteras, que podría involucrar la detención de vehículos a la misma hora del dia en el lugar donde se vio a su hijo por última vez. Debido a que las personas suelen tener hábitos y tienden a tomar la misma ruta cada día, las búsquedas con puestos de control en las carreteras algunas veces produce testigos que vieron a su hijo, que observaron a alguien que se encontraba en el área, o que recuerdan un vehiculo que no habian visto antes en la zona.

Consejos telefonicos

  • Si no lo tiene todavía, compre un teléfono celular o un buscapersonas (biper) para que se lo pueda localizer cuando no está en casa.

  • Pida a la policía que instale un aparato de grabación y rastreo de llamadas en su teléfono.

  • Instale un teléfono con capacidad para grabar llamadas.

  • Pida a su compañía de teléfonos que instale un identificador de llamadas en su teléfono.

  • Mantenga un registro, un cuaderno o un bloque de papel junto al teléfono para registrar la fecha y hora de las llamadas, el nombre de la persona que llama y otros datos.

Pregunte a su coordinador qué clases de búsqueda se están conduciendo y asegúrese de que las tareas de búsqueda son adecuadas.

Mantención de registros que documentan cuáles fueron las áreas en que se buscó, quiénes estaban presentes y qué se encontró. La policía mantendrá un registro que muestra cuales fueron las áreas inspeccionadas y por quién. Podría ser aconsejable una segunda búsqueda en áreas críticas para obtener información y pistas, pues se podría haber pasado algo por alto en la búsqueda inicial.

Deberían llevarse de inmediato perros de rastreo, preferiblemente sabuesos, al lugar donde se vio por última vez a su hijo. Cuanto más fresca sea la pista, más probable es que los perros encuentren al niño. Los sabuesos son preferibles, porque tienen 60 veces el poder de rastreo de los perros pastores alemanes, pueden discriminar entre los olores y pueden seguir el olor del niño en el aire o sobre el terreno. Eso quiere decir que podrían encontrar el olor de su hijo o hija incluso si el menor fue llevado en brazos por alguien o en un vehículo.

El papel de los voluntarios en la búsqueda

Si se usan voluntarios en la búsqueda, su policía local todavía debe ser la responsable de dirigir la tarea general de búsqueda. La amplitud con que se usará voluntarios en la búsqueda dependerá de si hace falta personal adicional, además del militar. Podría ser necesario un coordinador de voluntarios dedicados a la búsqueda para organizarla.

Trate de obtener el apoyo de organizaciones, organismos o grupos en la búsqueda, más que de voluntarios individuales. El uso de grupos afiliados hace posible conseguir y organizar rápidamente gran cantidad de voluntarios. También provee una cadena de comando interno, lo cual facilita las comunicaciones y el adiestramiento, y brinda un mecanismo interno de control.

Cuando se usen voluntarios, pida que el área desde la cual actúan esté alejada de su casa. Ya habrá bastante tráfico, caos y confusión en su hogar sin la carga agregada de los equipos de voluntarios para la búsqueda.

Debe requerirse que todos los voluntarios que participan en la búsqueda firmen una planilla cada vez que se incorporan a la tarea. El procedimiento puede ser simplemente pedirles a los voluntarios que muestren su licencia de conducir y anotarlos en un registro dejando constancia de sus nombres, direcciones y organizaciones a las que pertenecen, como los Boy Scouts, sindicatos locales, lugar de trabajo o puesto local de los Veteranos de Guerras Extranjeras. Guarde todos los registros para referencia futura.

Un procedimiento más elaborado incluye filmar en video el registro y la tarea de búsqueda. Aunque es imposible filmar en video toda la búsqueda del comienzo al fin, los videos que muestran a quienes participan en la tarea, el proceso de registro y las áreas de búsqueda pueden brindar información valiosa sobre posibles pistas y sospechosos. Algunas situaciones que parecen inocentes inicialmente, como la aparición repetida de un voluntario demasiado preocupado, podrían no ser tan inocentes como parecen.

Pida que la policía investigue los antecedentes de las personas que se ofrecen voluntariamente para la búsqueda, a fin de determinar si incurrieron previamente en actos delictivos. En casos previos se ha sabido de ladrones, pederastas e incluso el propio secuestrador del menor que se han incorporado a una búsqueda. Las investigaciones de antecedentes pueden impedir que personas descarriadas se ofrezcan como voluntarios y algunas veces pueden proveer información que ayuda a la policía a realizar la búsqueda.

Haga que el coordinador de voluntarios hable con la policía para determinar si hace falta personal o equipo adicionales. Comuníquese con comercios locales, organizaciones para menores desaparecidos, NCMEC, su centro estatal de información sobre menores desaparecidos u otros organismos para conseguir los suministros necesarios o el apoyo de grupos de personas.

Se puede conseguir más información sobre recursos para ayudar en la búsqueda llamando al NCMEC. Creado en 1984 como organización privada, sin fines de lucro, el NCMEC actúa como centro de información sobre menores desaparecidos y explotados. También suministra asistencia técnica a ciudadanos y a organismos policiales, distribuye fotografías y descripciones de menores desaparecidos a todo el país, y tiene conexiones con proveedores de servicios sin fines de lucro y centros estatales de información sobre menores desaparecidos. Puede comunicarse con el NCMEC en su sede en Virginia o en una de sus cinco filiales en California, Florida, Kansas, Nueva York y Carolina del Sur.

El ofrecimiento de apoyo genuino real durante los primeros días ayuda a seguir adelante.

—Marion Boburka


Después de las primeras 48 horas: la búsqueda a largo plazo

Cuando la búsqueda de un menor se convierte en algo a largo plazo, no todos los padres pueden o desean estar involucrados activamente en la tarea. Está bien si usted decide no participar. Pero si quiere permanecer activo en la búsqueda a largo plazo, hay una serie de cosas que usted y otros miembros de la familia, amigos y voluntarios pueden hacer para ayudar en el proceso.

Desarrolle un plan y establezca un programa con metas para continuar la búsqueda de su hijo. Trabaje con la policía para determinar el papel que usted y otras personas pueden desempeñar en la búsqueda a largo plazo. Esta Guía puede ser útil, especialmente los capítulos 3 (Los medios de comunicación social) y 4 (Distribución de fotos y volantes).

Visite regularmente a su investigador. Establezca un programa para que usted y su investigador revisen el estado de la investigación y se suministren recíprocamente nueva información. Sin embargo, si usted tiene nueva información que es importante, hágala llegar a la policía lo antes posible.

Pida ver el expediente del caso de su hijo periódicamente. Podría reconocer algo útil que se pasó por alto o recordar algo importante que la policía no sabía. Tenga presente que puede haber información que la policía no puede o no quiere que usted conozca pues podría poner en peligro u obstaculizar la investigación. Esto está bien. Algunos estados no permiten que se dé a conocer el informe policial hasta que se ha cerrado el caso. Pregunte al coordinador de la búsqueda cuál información le pueden suministrar legalmente o qué es lo que le permiten ver.

Tenga siempre con usted un cuaderno para escribir sus pensamientos y repáselo periódicamente. Cuando usted relea su cuaderno o diario podría encontrar un pasaje que despierta una idea nueva o le recuerda algo que había olvidado. Informe a la policía sobre cualquier idea nueva que tenga sobre la desaparición de su hijo.

Considere ofrecer una recompensa por el retorno de su hijo ileso. El capítulo 6 contiene información específica sobre el ofrecimiento de recompensa.

Averigue lo que puede hacer Crime Stoppers para ayudar en la búsqueda. Crime Stoppers atiende el teléfono 24 horas al día, sabe cómo recibir información con pistas, promete anonimato a quienes llaman y mantiene una buena relación de trabajo con la policía. Si usted quiere, pídales que le dejen asistir a una de sus reuniones. Si aceptan, su número de teléfono podría ser una buena elección para los llamados sobre la recompensa, porque el NCMEC no proveerá información sobre recompensas en su línea gratuita.

Pregunte sobre otros programas que se pueden usar para pistas y recompensas. Hable con la policía y con la oficina del fiscal para ver si conocen otros programas locales, estatales, regionales o nacionales que se puedan usar para informar sobre pistas u ofrecer recompensas.

Comuníquese con el NCMEC, los centros estatales de información sobre menores desaparecidos en los 50 estados y otras organizaciones sobre menores desaparecidos en todo el país. Pida ayuda para la distribución de fotos y volantes. Pregunte a cada organismo cuáles son los tipos de servicios que tienen disponibles para ayudarlo a usted con la búsqueda. En la sección de Recursos adicionales de esta Guía se incluyen las direcciones y los números de teléfono de los centros estatales de información sobre menores desaparecidos en los 50 estados, el Distrito de Columbia, Canadá y Puerto Rico.

Mantenga vivo el interés de su comunidad sobre su situación. Si su hijo desapareció hace varios años, pida al NCMEC que prepare una foto con progresión de edad, y coloque esta foto junto a la original en camisetas, botones y afiches. En el capítulo 4 hay ejemplos de volantes que usted puede usar como modelos para hacer los suyos. También, si hay información nueva sobre el niño, por ejemplo una pista interesante o si lo han visto, asegúrese de mantener informado al público. Pero antes de revelar cualquier información, consulte con su contacto policial a fin de no afectar la investigación.

Mantenga a la prensa informada e interesada. El capítulo 3 contiene ideas para mantener a los medios de comunicación interesados en su caso.

Haga una lista de las cosas que otras personas pueden hacer para ayudar. Los voluntarios no se irán mientras usted tenga tareas específicas para ellos.


Conseguir ayuda de figuras políticas

Los medios de comunicacion social con frecuencia se interesan especialmente en publicar casos en los que estan involucradas figuras politicas. Usted puede pedir ayuda a los miembros de la junta escolar; comisionados municipales; el gobernador, senadores y representantes de su estado, y miembros de la Camara de Representantes y del Senado de Estados Unidos. Tambien puede procurar la ayuda de personas que pueden conseguir que el afiche de su hijo se exhiba en los siguientes lugares:

  • Autobuses, trenes subterraneos y puntos de transbordo.

  • Parques y otras instalaciones recreativas.

  • Casillas de peaje y areas de descanso en las carreteras.

  • Oficinas de correo.

  • Edificios estatales y federales. 1

Tenga cuidado, sin embargo, con los intentos de politicos bien intencionados que podrian involucrarlo en propuestas legislativas preparadas apresuradamente, que a largo plazo puedan ser adversas a la situacion de su hijo o hija y otros como ellos. Con demasiada frecuencia el cambio legislativo viene como reaccion a un incidente, no como respuesta bien planeada y positiva a un problema. Por lo tanto, considere cuidadosamente las repercusiones potenciales de toda propuesta legislativa antes de participar.


1 Autorizado el 19 de enero de 1996 por un memorando ejecutivo presidencial. Este programa requiere que los organismos federales reciban y pongan en exhibicion en sus edificios volantes sobre menores desaparecidos. Este programa es coordinado por el NCMEC.

El papel de los detectives privados y de las personas con poderes psíquicos en la búsqueda a largo plazo

Detectives privados

Si la busqueda inmediata no tiene exito, usted podria sentirse tentado a tratar casi cualquier cosa. Algunos padres acuden a detectives privados para que les ayuden con la busqueda.

Considere contratar un detective o investigador privado solo si esta convencido de que ellos pueden hacer algo mejor o diferente de lo que ya esta haciendo la policia. Asegurese de que no esta simplemente gastando inutilmente dinero que podria usarse mas productivamente de otra manera. Si decide usar un detective privado, estos consejos podrian serle de ayuda:

  • Siempre pida y corrobore referencias para determinar que el investigador es legitimo.

  • Tenga cuidado con quienes dicen que le pueden traer su hijo de vuelta inmediatamente por una suma de dinero especifica. Si surge en una situacion asi, informe de inmediato a la policia.

  • Asegurese de que paga un arancel razonable. Insista en que el investigador haga un detalle de los gastos.

  • Asegurese de que el detective tiene experiencia en trabajar con la policia. La policia debe ser informada de inmediato de toda pista que usted reciba de un investigador privado.

  • Informe a su investigador policial asignado acerca de su decision de contratar a un investigador privado. En la mayoria de los casos este individuo necesitara hablar con la policia antes de intervenir en el caso.


Yo lloraba mientras mi esposo seguía enviando las cosas de nuestro hijo a personas con poderes psíquicos. Todavía no nos han devuelto sus animales de felpa.

—Patty Wetterling


Personas con poderes psíquicos

Mantenga el criterio abierto... y la billetera cerrada, al considerar el uso de una persona con poderes psiquicos. La mayoria de los padres estan desesperados y ensayan cualquier cosa, pero es necesario que entiendan que hay muy pocas personas con facultades psiquicas verdaderas. Muchos son farsantes y, en el mejor de los casos, individuos descarriados que desean tanto ayudar que tienen visiones autoinducidas. Oir sus suenos y visiones a veces negativos puede causar una tension indebida, perdida de la esperanza o un sentido de esperanza infundado. Si esta considerando acudir a una persona con poderes psiquicos, recuerde los siguientes consejos:

  • Pida a alguien allegado a la familia que registre todas las pistas dadas por esas personas, porque la informacion generalmente es desalentadora. Facilite todas esas pistas a la policia.

  • Si una pista es sumamente especifica, como una direccion particular, insista en que la policia la verifique. Pregunte despues a la policia para determinar la validez de la pista.

  • Nunca permita que una persona con facultades psiquicas entre sola a la habitación del niño o que tome cosas sin hacer arreglos para su devolución.

Aunque algunas personas con poderes psíquicos tienen visiones verdaderas, todo supuesto sueño psíquico podría ser realmente una observación de alguien que teme involucrarse.

Esa es la razón por la cual incluso las pistas suministradas por estas personas tienen que ser corroboradas en lo posible.

Individuos demasiado entusiastas

Esté preparado para encontrarse con personas fanáticas u obsesivas en su conducta o sus deseos de ayudar. Tenga presente que algunas personas podrían tratar de usar su pérdida para conseguir atención para ellas mismas. Protéjase de gente que infunda falsas ilusiones o que pueda aprovecharse de las víctimas por medio de fraudes u ofreciendo falsas esperanzas y expectativas. La clave es mantenerse concentrado y ser cauteloso.


Anterior Contenido Después

OJJDP Report: Cuando su Niño desaparece: Una guía para la supervivencia de la familia—Octubre de 2002