Los medios de comunicación social

Un informe en el noticiero de la noche equivale a 20.000 afiches.

—Patrick Sessions


Los medios de comunicación social pueden ser aliados importantes en la búsqueda de su hijo desaparecido. Pero el interés en su caso podría ser intenso o débil, dependiendo de las circunstancias que rodeen a la desaparición del niño y al criterio de la prensa de lo que tiene valor noticioso.

Si usted es objeto de una intensa cobertura de prensa, sométase a esa atención de buen grado aunque pueda resultarle incómoda, porque es la vía más rápida e importante para distribuir información y fotos de su hijo. Si encuentra que se siente abrumado por la cantidad de atención, pida a la policía que le ayude a tratar con los numerosos periodistas y con los pedidos de entrevistas. No obstante, si la prensa no se interesa en su caso, hay una serie de cosas que usted puede hacer para que los medios participen. Este capítulo ofrece sugerencias para generar, mantener y manejar la participación de la prensa.

Participación de los medios: las primeras 48 horas

Durante las primeras 48 horas usted necesita hacer todo lo que pueda para generar el interés de la prensa en la búsqueda de su hijo. Los siguientes consejos pueden ayudar.

Comuníquese con la prensa de inmediato. La publicidad de la prensa es la mejor manera de generar pistas del público relacionadas con su hijo. En la mayor parte de los casos debe establecerse comunicación de inmediato con la prensa, porque el tiempo no está a favor de su hijo. Usted podría pedir a la policía que haga los primeros llamados a los medios de prensa, pero si no se hace esto en el primer momento, llame usted mismo y dé la información a los periodistas. La pronta e intensa cobertura de la prensa asegura que la gente buscará a su hijo. Algunas veces la cobertura es tan intensa que hace que el secuestrador deje ir al niño.

Pida a las estaciones de radio y televisión que difundan notas breves sobre la desaparición o que interrumpan sus programas regulares con información, como se hace con una advertencia de tormenta u otras transmisiones de emergencia. No espere hasta el noticiero de la noche para que se disemine información sobre su hijo. La premura es importante.

Aunque la cobertura de televisión es crucial para difundir la información y las fotos de su hijo, no descuide a las otras clases de prensa. Los medios impresos y la radio llegan a decenas de miles de hogares cada día, y podrían ser más generosos en el tratamiento de su información. Probablemente mucha gente se enterará de la desaparición de su hijo por la radio de su auto. Complemente esas transmisiones con informes y fotos del niño en la primera edición posible de su diario local.

Podría ser necesario convencer a la policía de que la prensa es un aliado importante en casos de menores desaparecidos. Algunas veces la policía es reticente a permitir que la prensa participe en una investigación criminal activa. Si su organismo policial es reticente, usted tendrá que trabajar muy estrechamente con su contacto primario. Puntualice que el pronto uso de la prensa ha conducido a la recuperación exitosa de más de un menor desaparecido y que la seguridad y recuperación de su hijo son más importantes que la obtención de pruebas contra un sospechoso. Haga hincapié en que usted estará disponible para interrogatorios a medida que transcurran las semanas, pero que la vida de su hijo está en peligro inminente. Pregunte si cierta información no debería darse a conocer porque podría poner en peligro la seguridad del niño y respete ese pedido. Como último recurso, pida al NCMEC, al centro de información de su estado para menores desaparecidos y a las organizaciones para menores desaparecidos que ayuden en el caso de que su organización policial no quiera permitir la participación de la prensa.

La prensa es su mejor amigo. Úsela, pero no deje que ella lo use a usted.

Claudine Ryce


Prepare una carpeta de prensa y distribúyala a todos los representantes de los medios de comunicación. La carpeta de prensa debería contener información básica sobre su hijo, incluso:

  • Una descripción completa de su hijo y de las ropas que vestía en el momento de la desaparición.

  • Una descripción del lugar donde se vio por última vez a su hijo.

  • Fotos en colores y en blanco y negro.

  • Un número de teléfono al cual pueda llamar la gente con posibles pistas.

  • Detalles de la recompensa, si se ofrece una.

  • Otra información pertinente que pueda ayudar a la recuperación de su hijo, como un vehículo sospechoso cerca del lugar donde se vio al niño por última vez.

Una carpeta de prensa asegurará que todos los periodistas comienzan con la misma información y reducirá el tiempo que usted pase respondiendo preguntas básicas. Al preparar la carpeta de prensa haga suficientes copias para distribuir, y mantenga el original en un lugar seguro en caso de que vuelva a necesitarlo en el futuro.


Establecer las reglas básicas

Al principio, el interés de la prensa probablemente será intenso e intimidatorio. Por lo tanto, es importante que usted establezca reglas básicas acerca de dónde o con que frecuencia usted su portavoz se reunirán con la prensa. Los siguientes consejos podrían ser útiles.

  • Fije tiempos y lugares específicos a fin de que los reporteros sepan cuándo y dónde podrán hacer preguntas y obtener información. Recuerde que usted controla la situación, que la prensa no lo controla a usted.

  • Escoja un lugar que sea conveniente para usted pero que le permita a la prensa tener el espacio que necesita para cubrir el evento. Por ejemplo, usted podría sentirse más cómodo ofreciendo entrevistas frente a su casa o en una habitación. De esa manera, usted permite a la prensa echar un vistazo a la vida personal de su hijo sin que sea demasiado intrusa.

  • No abra su casa a la prensa sin restricciones ni limitaciones. Si lo hace, perderá toda privacidad, y la presencia de reporteros puede interferir con oficiales de policía que estén trabajando en el lugar.

  • No sienta que está obligado personalmente a conceder todas las entrevistas o a participar en todos los eventos de prensa. Pida ayuda a la policía, al portavoz de la familia y a otros miembros de la familia.

  • Recuerde que usted tiene la capacidad de establecer límites con respecto a horas, programación y uso de fotos de sus otros hijos. Asegúrese de que la prensa conoce sus reglas y que usted espera que las acaten.


Seleccione a alguien para que actúe como vocero de prensa si cree que usted no puede hacerlo. El público se identifica con el temor y la angustia que sienten los padres cuando su hijo ha desaparecido. Ver su rostro y oír su voz motivará a los videntes a ver más detalladamente la foto del niño y a buscarlo con más ahinco. Por lo tanto, es mejor si usted puede hablar por su hijo. Sin embargo, no crea que tiene que ser un gran orador. Simplemente hable con sinceridad y deje saber a la gente que usted ama a su hijo y necesitará su ayuda para encontrarlo y traerlo de vuelta a casa. Afirme su confianza teniendo a su lado a alguien que usted conoce y que pueda apoyarlo e intervenir si hace falta. Por otro lado, si usted o su cónyuge se sienten incapaces de hablar con la prensa, elija a alguien de su confianza para que hable por usted, y trate de estar junto a su portavoz durante la entrevista. La lista Entrevistas con los medios ofrece más consejos específicos sobre entrevistas con periodistas de televisión y radio y de prensa escrita.


Manténgase tranquilo, compuesto y concentrado. Prepare sus pensamientos e ideas antes de comenzar una entrevista.

—Don Ryce


Organice conferencias de prensa y entrevistas teniendo presentes las horas de cierre de los medios. La prensa funciona en base a horas de cierre. Si usted organiza una conferencia de prensa demasiado temprano o demasiado tarde en el día, a los periodistas les resultará difícil terminar sus notas a tiempo para cumplir con sus horas de cierre. Pregunte a los reporteros cuándo y con cuánta frecuencia les gustaría reunirse con usted. Muchos padres han descubierto que las 10 a.m. y la 1 p.m. son horas buenas porque dan a los periodistas tiempo suficiente para preparar sus reportajes para los noticieros del mediodía y de la noche y porque muchos reporteros no tienen actividades programadas para esas horas.

No organice entrevistas agotadoras o discursos seguidos. Comprenda que sus recursos mentales y físicos son limitados y que si no está descansado no será eficaz. Si tiene oportunidad de aparecer en un programa popular de radio o televisión, o en una cadena nacional, otorgue prioridad a ese compromiso por encima de otros. Sin embargo, recuerde que las estaciones de radio y de televisión locales estarán en su comunidad después que se vayan las cadenas, de manera que trabaje con ellas para desarrollar una relación a largo plazo. Algunas veces puede pedir a las estaciones locales que retransmitan porciones de una entrevista que usted hizo con la afiliada nacional.

Evite organizar conferencias de prensa en horarios conflictivos con eventos importantes. Si quiere hacer un anuncio importante, como el ofrecimiento de una recompensa, asegúrese de que no está compitiendo con otro evento programado. Averigüe cuales son los eventos programados en la lista del día, preparada con frecuencia por Associated Press, que usa la prensa local para seguir el rastro de los actos que tienen valor noticioso. Organice su conferencia de prensa para una hora en que no ocurra otro evento importante.

Pida al NCMEC o a la policía que se comunique en nombre suyo con America’s Most Wanted. El personal de este programa de televisión, que se difunde nacionalmente, tiene un interés especial en ayudar a recuperar menores secuestrados.

Tenga conciencia de su condición pública. Aunque esta no es la clase de fama que usted desea, podría adquirir una especie de “notoriedad” debido a su contínuo contacto con la prensa. Esta súbita condición pública puede ser muy molesta. La gente lo reconocerá y se le aproximará dondequiera que vaya. La prensa podría aparecer en cualquier lugar y a cualquier hora pidiendo información. Podrían filmarlo en cualquier momento que esté en un lugar público, e incluso a través de las ventanas de su propia casa si el fotógrafo usa un lente potente. Por lo tanto, por el bien de su hijo, compórtese como si todos los ojos estuvieran puestos en usted. Tenga presente que ya no tiene la misma privacidad de que disfrutaba antes. Trate de no ser paranoico, pero sea cuidadoso. No haga cosas que puedan presentarlo bajo una luz negativa, pero no se sienta culpable si sale a cenar o va al cine para aliviar la tensión a medida que pasan los días y las semanas.

Revise todos los informes, comentarios y películas de la prensa. Los padres, miembros de la familia y amigos deberían revisar todo lo que publica la prensa en caso de que contengan pistas o información que pueda ser útil en una fecha posterior. Por ejemplo, los comentarios de individuos en particular, apariciones múltiples de una persona, o el conocimiento de información confidencial o personal que no se haya dado a conocer previamente podría revelar al perpetrador o señalar a personas allegadas al autor del secuestro.

Si le devuelven a su hijo, no le permita revisar las películas donde se ve al sospechoso. Esto podría poner en peligro la identificación del sospechoso por su hijo cuando la policía presente a varios sospechosos.


Una vez un reportero hizo unos comentarios increíblemente insensibles sobre nuestro hijo desaparecido en frente de sus hermanos. Aplacamos su dolor y su ira en una reunión de familia y decidimos cómo íbamos a tratar con situaciones de este tipo en el futuro.

—Patty Wetterling


Participación de los medios: después de las primeras 48 horas

Al principio, usted podría sentirse abrumado por el intenso interés de la prensa generado por la desaparición de su hijo. Pero después de una semana o algo así, si su hijo no ha aparecido, podría encontrarse con el problema opuesto. Si se extingue el interés de la prensa, usted tendrá que trabajar para mantenerlo vivo. Estas son algunas de las cosas que usted puede hacer para mantener la atención del público en el caso de su hijo.

Idee “anzuelos periodísticos” para mantener el caso de su hijo en la atención del público. Organice una conferencia de prensa en un día importante, como el Día Nacional de los Menores Desaparecidos (25 de mayo) o prepare un comunicado de prensa que coincida con la promulgación de legislación federal o estatal relacionada con menores desaparecidos, explotados o víctimas de la violencia. Recuerde, usted no sabe cuánto tiempo tendrá que estar buscando a su hijo, de manera que necesita planificar a largo plazo. Si encuentra la tarea demasiado difícil, pida a un miembro de la familia o a un amigo que lo ayude.

Ofrezca un nuevo ángulo del caso. Para darle una nueva cara al caso, usted podría cambiar el tono de sus entrevistas. Trate de traer a alguien nuevo que hable del caso, como un político, un deportista conocido, un artista popular o alguien allegado a la investigación.

Dosifique sus anuncios. Dé a conocer las novedades del caso en anuncios separados para extender la cobertura durante un período más largo. Pida a la policía que notifique a la prensa de eventos importantes, como pistas nuevas o artículos encontrados durante la búsqueda física.

Mantenga el caso vivo vinculándolo a una variedad de eventos y actividades. Puede organizar una vigilia con velas, anunciar una recompensa, o mostrar cómo la celebración de ocasiones como cumpleaños, feriados o graduaciones escolares son diferentes sin su hijo. Puede relacionar el caso del niño con algo que será difundido repetidamente, como una canción popular en la radio. De esa manera, cada vez que se toca la canción, será un recordatorio de que su hijo todavía está desaparecido. Si puede hacer algo para que la prensa presente el caso de su hijo de manera diferente, es más probable que ésta lo haga. Recuerde que la atención de la prensa aumenta cuando usted organiza eventos especiales y cuando se cumplen aniversarios. También recuerde coordinar todos los eventos y actividades con la policía, porque ellos pueden ser una parte importante de la estrategia global de la investigación.

Declaración de derechos de la víctima

Aparecer en televisión o radio es una experiencia nueva para la mayoría de la gente. La ansiedad producida por esta nueva experiencia, junto con el trauma del episodio inicial y de volver a describirlo, destaca la necesidad de que los padres de las víctimas mantengan el control de la situación. Las pautas siguientes fueron preparadas por el Centro Nacional para Víctimas para reducir la posibilidad de sufrimiento adicional causado por el mal manejo de un caso por la prensa.

  • Usted tiene derecho a negarse a una entrevista.

  • Usted tiene derecho a seleccionar al portavoz o al abogado que prefiera.

  • Usted tiene derecho a escoger el tiempo y lugar para entrevistas de prensa.

  • Usted tiene derecho a solicitar un reportero en particular.

  • Usted tiene derecho a negarse a una entrevista con un reportero en particular aunque

  • usted haya concedido entrevistas a otros periodistas.

  • Usted tiene derecho a decir que no a una entrevista aunque previamente haya otorgado otras entrevistas.

  • Usted tiene derecho a entregar una declaración escrita a través de un portavoz en vez de conceder una entrevista.

  • Usted tiene derecho a excluir de la entrevista a los niños.

  • Usted tiene derecho a no responder a cualquier pregunta que lo haga sentir incómodo o que le parezca impropia.

  • Usted tiene derecho a conocer por adelantado la dirección que tomará la cobertura del hecho del que ha sido víctima.

  • Usted tiene derecho a pedir que le dejen revisar las citas de sus declaraciones antes de la publicación.

  • Usted tiene derecho a evitar el ambiente de conferencia de prensa, y de hablar con solamente un reportero a la vez.

  • Usted tiene derecho a exigir una retractación cuando se difunde una información errónea.

  • Usted tiene derecho a pedir que no se difundan o publiquen fotos o elementos visuales ofensivos.

  • Usted tiene derecho a conceder una entrevista de televisión en la que no muestren su rostro o una entrevista con un diario sin que publiquen su foto.

  • Usted tiene derecho a dar su versión del hecho del cual ha sido víctima.

  • Usted tiene derecho a negarse a responder a preguntas de los reporteros durante un juicio.

  • Usted tiene derecho a presentar una queja formal contra un reportero.

  • Usted tiene derecho a sufrir su dolor en privado.

  • Usted tiene derecho a sugerir que la prensa sea entrenada sobre la manera de impedir la traumatización adicional de las víctimas.

  • Usted tiene derecho a ser tratado con dignidad y respeto por la prensa en todo momento.

Reimpreso con permiso del National Center for Victims of Crime, 2000 M Street NW., Suite 480, Washington, DC 20036, www.ncvc.org.


Desarrolle una relación con alguien en la radio, la televisión y la prensa escrita. Si un reportero o editor se toma un interés especial en su caso, esa persona podría ayudarle a idear maneras de conseguir que se vuelva a enfocar la atención en el mismo. Mantenga una lista de nombres, números de teléfono y de fax, y de intereses personales y profesionales. Aunque los reporteros con frecuencia cambian de estaciones, periódicos y ciudades, recuerde que pueden llevarse el caso con ellos a donde quiera que vayan.

Averigüe quiénes son los directores de asignación de cada organización noticiosa y envíe sus comunicados de prensa a su atención. Los editores de asignación son quienes deciden cuáles eventos que se cubrirán y quiénes son los reporteros que lo harán. Si usted planifica un evento, informe de ello a la organización noticiosa enviándole un comunicado de prensa por fax. Consigne los hechos esenciales del caso y un nuevo ángulo.

Considere conceder entrevistas exclusivas. Al comienzo usted probablemente no querrá conceder una entrevista exclusiva, pues el interés será grande y usted deseará la más amplia cobertura posible. Asimismo, otorgar una entrevista exclusiva a una organización noticiosa y no a otra podría ofender a esta última. Más tarde, sin embargo, la entrevista exclusiva podría ser apropiada, como a una estación que ha desarrollado un informe independientemente o a una cadena nacional como ABC, CBS, CNN, FOX o NBC. En algunos casos, la entrevista exclusiva podría ser la única manera de hacer conocer un aspecto particular de su caso.

Use la prensa para pedir ayuda especial. La prensa puede ser un instrumento muy eficaz para pedir ayuda. Si necesita voluntarios, entrenamiento, imprenta o equipo que sea demasiado caro o difícil de conseguir, pida a la prensa que difunda su pedido. Dé a las estaciones de radio locales una lista de lo que quiere, pues ellas en particular están dispuestas con frecuencia a difundir esos pedidos como servicio público o como un informe de interés. Esto no sólo puede conseguirle la ayuda que necesita, sino que puede ser otra forma de recordarle al público que siga buscando a su hijo.

Si es posible, consiga la ayuda de un experto de prensa. Algunas veces los profesionales que trabajan en el campo de las relaciones públicas donan sus servicios a los padres. Debido a que estos profesionales son expertos en tratar con la prensa, pueden ser de una ayuda enorme.


Eventos de difusión pública

La atención de la prensa genera pistas y mantiene su caso ante el público. Las siguientes ideas constituyen maneras excelentes de involucrar voluntarios en la compaña de búsqueda.

  • Preséntese en programas de radio y televisión para hablar de la desaparición de su hijo.

  • Celebre conferencias de prensa y otros eventos noticiosos en el cumpleaños de su hijo o en el aniversario de su desaparición.

  • Prepare comunicados de prensa o haga declaraciones personales sobre la desaparición de un menor en otra comunidad.

  • Prepare comunicados de prensa en relación con legislación federal, estatal o local.

  • Publique en su diario local una carta a su hijo.

  • Pida a las estaciones de radio en todo su estado que toquen la canción favorita de su hijo y se la dediquen.

  • Organice un acto en la escuela de su hijo con música y plegarias.

  • Pida a la escuela de su hijo que organice una campaña de cartas a políticos, la prensa o su legislatura estatal.

  • Organice marchas de estudiantes para distribuir volantes o afiches.

  • Confeccione botones o camisetas con la foto de su hijo y un mensaje especial para su hijo.

  • Celebre una vigilia de plegaria.

  • Celebre una vigilia con velas.

  • Organice un baile o un remate a beneficio.

  • Otorgue un premio especial al oficial de policía que actuó como su contacto policial primario.

  • Pida a los equipos deportivos de su área que incluyan fotos de su hijo en sus programas y que hagan anuncio de servicio público en todos los partidos.

  • Plante un árbol o dedique un jardín en nombre de su hijo.

  • Suelte globos de helio con el nombre de su hijo y otra información pertinente impresa en los mismos.

  • Efectúe torneos de bolos.

  • Organice maratones de baile, de carrera, y de otro tipo de actividades.

  • Pida a los comercios o bancos locales que dediquen un árbol de Navidad o un despliegue de luces en honor a su hijo.


Anterior Contenido Después

OJJDP Report: Cuando su Niño desaparece: Una guía para la supervivencia de la familia—Octubre de 2002